sábado, 9 de mayo de 2009

La necesidad de un nuevo corazón


Hace ya algunos años, en Sudáfrica, el cirujano Christian Barnard, auxiliado por varias decenas de profesionales, salvó la vida de Louis Washkansky, de 55 años, al sustituir su corazón enfermo por el de una mujer muerta en un accidente fatal. Denise Darvall, de 25 años, había sufrido graves heridas en la cabeza y en el cuerpo a causa del impacto, pero su corazón quedó intacto y latía impulsado por su sistema nervioso.

Las circunstancias dieron al cirujano la oportunidad de practicar esa intervención y al paciente, que moría por una enfermedad cardíaca, la oportunidad de vivir. La operación, el primer trasplante de corazón humano que tuvo éxito, despertó gran interés a nivel mundial. En el pecho del convaleciente, un corazón nuevo empezó a latir.


Horas después de la operación, cirujano y paciente se encontraron en la sala de recuperación. «Me prometió un corazón nuevo», susurró el paciente. «Y tiene un corazón nuevo», respondió el doctor.


Hablando en el sentido espiritual, el corazón del hombre está estropeado. Se encuentra en mal estado, descompuesto, atrofiado. Mentiras, adicciones, engaños, hurtos, infidelidades, violencia familiar, celos, lujuria, excesos, fraudes. No es la falta de educación (he conocido gente iletrada, pero honrada y gente muy culta que es deshonesta). No es el medio ambiente donde uno nace. No es el ejemplo de los demás, ni las circunstancias lo que hace al hombre lo que es (aunque el ambiente puede influir, y mucho). No. Esos son algunos síntomas de la enfermedad, no la causa.

A semejanza de Louis Washkansky, el hombre de hoy necesita desesperadamente un corazón nuevo. Una nueva personalidad. Un cambio de fondo, desde el interior. Y eso es algo sobrenatural. No puede el hombre producirlo por sí mismo. Mediante ningún esfuerzo. Eso es algo que puede provenir solo de arriba.

Bienvenidos. Opriman el reproductor a continuación y estará a su disposición en mp3, el audio del tema “La necesidad de un nuevo corazón”, el cual acabamos de presentar en vivo en el programa de radio “En frecuencia con Jesús” el pasado Viernes 8 de Mayo acá en San Luis Potosí. Espero sea de utilidad para sus vidas.



Recuerden: "Creer es también pensar".

Saludos.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Cómo acercarse a Dios


Hay un antiguo adagio que reza: “Todos los caminos llevan a Roma”. Parece ser que en nuestra sociedad postmoderna, ese refrán tiene más popularidad hoy que nunca. Especialmente en lo relacionado al ámbito religioso. En una comunidad en la que “cada quien cree lo que mejor le parezca” y debemos “vivir y dejar vivir”, cada uno puede elegir la manera de llegar a Dios que más le acomode. O por lo menos, eso es lo que la mayoría cree.

Pero, ¿qué tal si no es así? ¿Qué tal si al final de nuestras vidas nos damos cuenta que equivocamos el camino y tomamos uno incorrecto? Un camino equivocado nos llevará a un destino equivocado, no interesa si mi intención era llegar al destino correcto. No son las intenciones las que me llevarán a final seguro, sino las decisiones correctas y los pasos correctos basados en esas decisiones correctas.

En materia de religión lo anterior (elegir el “camino” que mejor le acomode), parece ser especialmente cierto en nuestra sociedad. La gente dice: “Con que te portes bien y hagas lo correcto, estarás bien. No importa qué religión elijas”. Así que las personas piensan que haciendo buenas obras, o cultivando las oraciones, dando dinero a los necesitados, practicando sincera y fielmente algún tipo de religión o "guardando" los mandamientos de Dios, llegarán al final del camino y serán recibidos por Dios.

Pero, sorprendentemente, la Biblia descarta cada una de esas opciones que la gente considera que le acercarán a Dios. Así es. Aunque usted no lo crea. La Biblia elimina totalmente la idea, la creencia en la posibilidad de que podamos acercarnos a Dios de las maneras descritas anteriormente. Pero también y afortunadamente, nos da luz acerca de la manera en que sí podemos acercarnos a Dios. Es posible, pero tiene que ser a la manera de Dios, no a la manera nuestra.

Y… ¿cuál es esa manera de Dios? Bueno, presentarla fue el propósito del programa de radio “En frecuencia con Jesús” recién emitido aquí en la ciudad de San Luis Potosí, el pasado 13 de Marzo. Mostrar la manera de Dios para acercarnos a Él.

¿Por qué no escucha atentamente el mensaje, piensa y decide por usted mismo? Oprima en el reproductor a continuación para tener a su disposición este tema en audio: “Cómo acercarse a Dios”.


(Para evidencia acerca de la Biblia como palabra de Dios, pulsen aquí, y como documento histórico digno de confianza, aquí).

Recuerden: “Creer es también pensar”.

Saludos.